MAPEO Y ANÁLISIS

CONDUCTIVIDAD APARENTE DEL SUELO

La variabilidad espacial de los suelos es uno de los factores más decisivos para optimizar el manejo agrícola. Conozca su suelo como nadie más: haga la “radiografía” de su parcela y sepa dónde y cómo actuar en cada momento.

La conductividad eléctrica aparente del suelo (CEa) representa la capacidad del suelo para conducir una corriente eléctrica y permite evaluar, además de varias propiedades físicas del suelo, la disponibilidad de agua o nutrientes para los cultivos. La encuesta se lleva a cabo sin contacto directo con el suelo, sin alterar su estructura.

Lo que incluye:

  • Recolección de datos de campo
  • Procesamiento de información y georreferenciación – Informe técnico con mapeo
  • Perfilado y análisis de suelos en áreas definidas.
  • Informe final con identificación de zonas homogéneas y observaciones finales.

Conclusiones:

  • Identificación de áreas problemáticas y para ser monitoreadas (drenaje, imperfecciones, etc.)
  • Implementación de cultivos según la variabilidad (dimensionamiento del sistema de riego, variedades, densidad de siembra / siembra)
  • Recomendaciones para estrategias de fertilización y corrección de suelos.
  • Manejo diferenciado de riego
Levantamiento mapa en el campo
Elaboración del mapa de CE Solo
Colección de análisis de suelo
Implementación del procedimiento

Cada parcela tiene una identidad única, por lo que las conclusiones que se pueden extraer también son únicas y se toman en una relación cercana con el agricultor, siempre con un enfoque en la creciente capacidad competitiva, reduciendo los costos de producción y la producción sostenible.


VIGOR VEGETATIVO – NDVI

El NDVI – Índice de vegetación de diferencia normalizada permite identificar la variabilidad espacial y temporal del vigor vegetativo en un cultivo.

Al identificar las zonas críticas, de forma georreferenciada, es posible adaptar las estrategias para conducir, monitorear o cosechar, optimizando los recursos. Esta es una herramienta muy útil para el apoyo a la toma de decisiones con respecto a problemas de riego y fertilización, malezas, cosecha selectiva y estimaciones de producción. El servicio incluye fotografía aérea digital (vía avión o satélite); Procesamiento NDVI y mapa clasificado; análisis crítico considerando otros servicios de monitoreo TERRAPRO; informe técnico y reunión para apoyar la decisión.